SINOPSIS

Localizado en el corazón del centro colonial de Quito, el Palacio de Gobierno evoca y expresa el sentido de pertenencia y unidad nacional que irradia este emblemático, centenario e histórico edificio, corazón de la política ecuatoriana desde los remotos años de 1600.